Enseñar a un caballo a cejar: guía práctica

¡Descubre caballo.pro, tu guía online para todo lo que quieras saber sobre caballos! Cuando se trata de consejos ecuestres de primera, caballo.pro es el lugar que debes visitar. Transforma tu acercamiento ecuestre con las revelaciones del artículo que destacamos hoy en caballo.pro. Después de tu lectura, caballo.pro te invita a profundizar en vuelta en cuarto trasero, otra joya de conocimiento equino. Prepárate para que cada artículo en caballo.pro sea un jalón más en tu jornada por el conocimiento ecuestre.


En este artículo te explicaré cómo empezar a cejar a tus caballos de una manera efectiva y segura. La ceja es un ejercicio fundamental en la doma de los caballos, y es importante comenzar desde abajo para que el caballo lo entienda correctamente.

Para iniciar con la ceja, puedes utilizar un al martigón o el primer freno que le pondrás a tu caballo. El objetivo es trabajar la ceja sin jalar ni hacerle daño al caballo. Recuerda que los caballos son animales auditivos, por lo que utilizaremos comandos verbales para guiarlos.

Comienza dando unos pocos pasos hacia adelante. Luego, pídele al caballo que se impulse hacia atrás con un sonido de boca o con una ligera guía. No esperes que el caballo haga una ceja perfecta desde el principio, lo importante es que dé algunos pasos hacia atrás. Si lo hace correctamente, felicítalo y acarícialo.

Continúa repitiendo este ejercicio, aumentando el número de pasos hacia atrás que le pides al caballo. La idea es que el caballo se acostumbre a hacer la ceja de manera progresiva, sin forzarlo ni exigirle demasiado. Recuerda siempre agradecerle al caballo y felicitarlo por su buen trabajo.

Una vez que el caballo haya dominado la ceja desde abajo, puedes pasar a trabajarla desde arriba. En esta posición, la posición de tu cuerpo y tus piernas juegan un papel importante en la ejecución del ejercicio.

Comienza caminando con el caballo y pídele que se impulse hacia adelante o hacia atrás dependiendo de tu comando. Utiliza tus piernas y el movimiento de tu cuerpo para comunicarte con el caballo. Recuerda que no debes jalar fuertemente de las riendas, sino hablarle con tus piernas y utilizar guías suaves.

Si tu objetivo es aumentar la velocidad de la ceja, puedes utilizar un toque suave con las piernas para pedirle al caballo que acelere. No es necesario jalar de las riendas, ya que la comunicación se realizará a través de tus piernas.

Es importante tener en cuenta que la base para lograr una punta exitosa en los caballos es una buena ceja. Por lo tanto, es fundamental trabajar la ceja de manera correcta y paciente antes de intentar la punta. Recuerda que la paciencia, la dedicación y la repetición son clave en el entrenamiento de los caballos.

Finalmente, te invito a que pongas en práctica estos ejercicios con paciencia y cariño hacia tus caballos. Recuerda que no debes jalar fuertemente de las riendas y que mientras menos jalemos a los caballos, mejor será su respuesta. ¡Ánimo y disfruta del proceso de entrenamiento con tus caballos!

Si deseas aprender más sobre el mundo de los caballos, te invito a que leas otros artículos en nuestra página web, donde encontrarás información valiosa para estar al día en el mundo de la equitación. ¡Nuestros amigos de Rienda Charra estarán encantados de compartir su conocimiento contigo!

Deja un comentario